Contesta la siguiente pregunta: ¿No te ha pasado alguna vez que tienes un pensamiento en la cabeza al que no puedes dejar de darle vueltas? ¿No puedes parar de pensar?

Ese pensamiento, al que no podemos dejar de darle vueltas, se presenta en forma de bucle, nos genera preocupación e interfiere en nuestro día a día. No prestamos atención a lo que hacemos, no escuchamos lo que nos dicen y, al final del día, acabamos muy cansados hasta el punto de llegar a decirnos: “No puedo parar de pensar”.

Si te ha pasado esto, probablemente habrás intentado evitar pensar en eso que tanto te preocupa, pero, ¿Qué pasa si te digo que no pienses en un oso blanco? Seguro que lo primero que has hecho ha sido pensar en ese oso blanco, además, con todo lujo de detalles; te habrás imaginado su tamaño, su forma,…

Lo mismo ocurre cuando intentamos evitar pensar en algo. Sin darnos cuenta, le estamos dando más importancia.

“Cuando intentamos evitar pensar en algo,

hacemos que ese pensamiento cobre más importancia”

Pero no te preocupes, a todos nos ha pasado esto alguna vez. Lo importante es saber cómo afrontarlos. Para ello, hay múltiples técnicas que podemos utilizar, entre ellas, la “detención de pensamiento”.

La “detección de pensamiento” consiste en frenar esos pensamientos que tanto nos preocupan, eligiendo una palabra clave parar pararlos. Así, cada vez que pensemos en el oso blanco, podemos utilizar una palabra clave como “stop”, “basta” o “silencio” para poner fin a ese pensamiento. Esta técnica, junto con varias formas de aplicarla, pueden generarnos esa salida del bucle.

“La detección de pensamiento consiste en frenar

los pensamientos mediante el uso de una palabra clave”

Desde Alegra Psicólogos Málaga y Puente Genil, podemos ayudarte con esos pensamientos que tanto te preocupan y a los que no dejas de darle vuelta. Así que ya sabes, prueba a utilizar la detección de pensamiento y dile “basta” a esos pensamientos.