Para mantener el deseo sexual es necesaria implicación, trabajo y ganas de pasarlo bien.