inestabilidad emocional psicologos malaga

Inestabilidad emocional

Inestabilidad emocional, ¿qué es exactamente?

Se caracteriza por una montaña rusa de sentimientos y estados de ánimo alternativos sin nada que motive el cambio o por causas insignificantes que a la persona le parecen justificantes.

Pasar de la alegría a la tristeza en poco tiempo, iniciar actividades que rápidamente te aburren y dejas pronto, baja constancia en todo aquello que comienzas, son síntomas que nos deben alertar de la inestabilidad emocional.

“La Inestabilidad emocional se caracteriza por una montaña rusa de sentimientos y estados de ánimo alternativos sin nada que motive el cambio”

En otras ocasiones podemos ver como se manifiesta con la variación de estados de euforia a apatía, incapacidad para perseverar en una tarea u objetivo preciso, con baja tolerancia a la frustración y por un frágil control emocional. Podemos observar también que suelen ser personas enamoradizas, que tienen una gran dependencia afectiva.

Buscan apoyarse en personas importantes, pero depositan tantas expectativas en ellos que, cuando fallan, la respuesta es autodestructiva hacia ellos y hacia su entorno. La inestabilidad emocional deja serias marcas de dolor personal e interpersonal.

“La inestabilidad emocional tiene como origen principal la baja autoestima”

Todo lo comentado tiene principalmente como base, una baja autoestima. Su inseguridad y desconfianza genera mala comunicación con su circulo personal y extrapersonal, lo que les dificulta tener relaciones sólidas y estables. A menudo se encierran en sí mismos dando confusas explicaciones sobre su estado de ánimo y sus ideas. A esto tenemos que sumar la dificultad para separar los diferentes ámbitos de su vida.

Si sabes de alguien que sufra lo anteriormente descrito, Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil quiere transmitirte que existe tratamiento para esta difícil situación, pero pasaría necesariamente por desarrollar un proceso terapéutico con un profesional, donde se comenzaría con el trabajo de autoestima y comunicación, aportando a la persona armonía y equilibrio.

Resumimos los síntomas explicados:

  • Baja autoestima.
  • Dependientes e inseguros. Necesitan a los demás.
  • Mala comunicación. Muy intensa.
  • Débil control emocional.
  • Cambios rápidos marcados por periodos de tristeza y abatimiento, desinterés, irritabilidad e incapacidad para experimentar placer y estados de euforia.
  • Baja tolerancia a las frustración.
  • Inconstancia.
  • Gran dificultad para separar los diferentes ámbitos de su vida.
  • Talante enamoradizo, derivado de una gran dependencia.

Deja una respuesta