Coronavirus: histeria vs infravaloración

Desde Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil nos sentimos en la obligación moral a dar información, ya que nuestra principal labor de trabajo se centra en la salud mental de la población, y la actual crisis por coronavirus COVID-19 está afectando de forma intensa a nuestras emociones, pensamientos y conductas.

Se advierten en la población síntomas claros de histeria colectiva. Esto significa que el miedo es más contagioso aún que el virus que ha provocado la pandemia. Ese miedo a lo desconocido, ese miedo alimentado en algunos casos por la desinformación y en otros por la falsa información, hacen que pensemos y actuemos de forma irracional.

“Ese miedo a lo desconocido hacen que pensemos y actuemos de forma irracional”

No obedece al sentido común acudir al super a hacer grandes compras, cuando se ha informado que no habrá desabastecimiento. No parece sensato que si se deben evitar las multitudes y los contactos físicos cercanos, por los cuales se han cerrado colegios, se lleven a los niños al parque a jugar con otros niños o se quede con los amigos para ir a los bares, cines, etc.

Vemos como la irracionalidad ante el coronavirus se extiende por exceso y por defecto. Se observan perfiles de actuación, de pensamiento, que toman medidas exageradas o lo contrario, es decir, banalizan la importancia de esta nueva enfermedad. Esto también tiene su explicación, porque todos conocemos personas que siempre han tenido un puntito miedoso (estas son las que se exceden) y personas que se sienten frustradas o agobiadas a la hora de tener que llevar a cabo las medidas de prevención que se recomiendan.

“No hace falta tener miedo para aceptar que es una situación grave y que debemos actuar según las recomendaciones de prevención”

Queremos expresar tanto en éste como en próximos post, que no se trata de tomar este momento como un polo o el contrario. Hay que aceptar que estamos ante una situación grave, sin que eso tenga que generarnos miedo. Lo que nos tiene que generar es atención para realizar las medidas de prevención que son necesarias para disminuir la velocidad de contagio.

En la responsabilidad individual está actuar con prevención para que la sanidad no tenga demasiados casos en poco tiempo, y no pueda atenderlos bien, y procurar no contagiar a los colectivos que tienen un peligro mucho mayor de fallecimiento. Con cualquier duda, podéis contactar con nosotros en el 951 40 52 66, en info@alegrapsicologia.com o pinchando aquí.

Deja una respuesta