El boom de las nuevas tecnologías en la sociedad actual ha sido tal que, en muchas ocasiones, nos vemos desbordados por ellas. A todos nos gustan aquellos artilugios o nuevos sistemas que nos facilitan la vida, nos proporcionan información al instante e incluso nos permiten poder hablar con quién queramos a cualquier hora, no solo cerca de nuestro lugar, sino en cualquier parte del planeta Tierra. En rasgos generales, todo esto es maravilloso, puesto que es mucho más sencillo acceder a cualquier tipo de servicio cómo y cuándo se quiera. El problema llega cuando hacemos un mal uso de estas geniales nuevas tecnologías. Precisamente esto ocurre en la mayoría de ocasiones en los ya famosos grupos de Whatsapp del cole, más bien, de los padres del cole.

Ocurre que hace unos años, la forma de transmitir las noticias entre el colegio y los padres de sus alumnos era mediante carta entregada a los niños para llevarla a casa, mediante llamada del profesorado directamente o incluso a través de una reunión los lunes por la tarde en el aula donde imparten clase cada día. Como hemos comentado anteriormente, la llegada de las nuevas tecnologías ha cambiado nuestra forma de acceder a la información y por supuesto, también a la información del colegio. A día de hoy, raro es el padre o la madre que tiene a su hijo en edad escolar (preferentemente infantil, primaria o primeros cursos de la ESO) que no está inmerso en un grupo de Whatsapp con los demás padres de la clase de su hijo. Estos grupos están muy bien si sabemos hacer un buen uso de ellos. El problema es que, inconscientemente, no lo hacemos: atacamos al profesorado, entramos en disputa con otros padres, nos hacemos la agenda de nuestro propio hijo y le llevamos las tareas, los exámenes, los trabajos, las quedadas,…

Todas estas malas prácticas que comentamos hacen que los padres se encuentren en un estado de agitación y nerviosismo continuo por: “mi hijo va peor que sus compañeros”, “no se entera de nada”, “éste profesor es que lo tiene enfilado”, “este padre siempre intenta quedar por encima de los demás”,… Todos estos elementos son negativos, pero si nos ceñimos a la repercusión en el crecimiento y en la maduración de nuestros hijos, lo más grave es: ser la agenda de nuestros hijos.

Siendo la agenda de nuestros hijos estamos dejando de lado la enseñanza de algunos de los valores más importantes que los niños deben adquirir cuando están en edad escolar. Esfuerzo, responsabilidad, compromiso, respeto, sinceridad, honestidad,… podría seguir enumerando valores que estamos dejando de lado con estas prácticas. Resulta que no sólo influimos en este tipo de valores, sino también en ciertas respuestas cognitivas como la atención, la cual no se ejercita, ya que cuando llegan a casa, mamá o papá sabe perfectamente los deberes que tiene que hacer y los exámenes para los que tiene que estudiar, incluso aquellas partes de la materia que no son muy relevantes y, por lo tanto, pueden omitir.

Desde Alegra, Centro de Psicología queremos daros algunos consejos de cómo utilizar los grupos de Whatsapp del cole para el beneficio de los más pequeños de las casas:

  1. Envía y recibe información sin juzgar la misma. Simplemente entérate de lo que se anuncia. Intercambia información útil para los pequeños.
  2. Respeta la intimidad de los niños. Como padre no tienes por qué saber absolutamente todo sobre tu hijo. Deja que aprenda a solucionar sus propios problemas dentro de su edad.
  3. No hagas comentarios negativos sobre el profesorado, padres o demás alumnos. Sé lo más neutral posible con respecto a este tema. Nada de comentarios como: “no me gusta como da clase este hombre”, “esta mujer manda demasiados deberes, así no tienen tiempo para nada”, “con este profesor es imposible”,…
  4. Cuando se reciba una información, tómate un tiempo para pensar sobre esa información, en muchas ocasiones puede estar sesgada por la frustración de la persona que lo escribe.
  5. No compartas en el grupo ningún tipo de contenido privado.
  6. No difundas rumores. Como hemos comentado, solo da información útil para los demás.En resumen, el pequeño debe aprender que las responsabilidades de clase son cosa suya, que les va a servir como aprendizaje y seguir avanzando en su vida. De nada sirve, que sobreprotejamos a los niños, ya que así estamos alimentando personas que el día de mañana tendrán continuos conflictos y mala conducta incluso llegando a agresiones con sus propios padres.

En resumen, el pequeño debe aprender que las responsabilidades de clase son cosa suya, que les va a servir como aprendizaje y seguir avanzando en su vida. De nada sirve, que sobreprotejamos a los niños, ya que así estamos alimentando personas que el día de mañana tendrán continuos conflictos y mala conducta incluso llegando a agresiones con sus propios padres.

Utilicemos los grupos de WhatsApp del cole para beneficiar el buen crecimiento de nuestros hijos.

Comments (1)

  1. ¡CHAPÓ!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies