La sociedad debería hacer autocrítica de forma periódica. De esa forma, los adultos podrían percatarse del profundo problema que tienen con sus hijos, sobrinos, o nietos.

Cada vez son más las normas estéticas que se imponen desde una edad muy temprana. Y no hablamos de reglas de protocolo que han podido, en mayor o menor medida, demostrar su adecuación o eficacia en según qué círculos. En Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil nos referimos a la infinidad de tendencias que son inoculadas desde los anuncios de juguetes, hasta las vayas publicitarias en que se anuncia un perfume.

“La sociedad debería hacer

autocrítica de forma periódica”

El resultado es observable. Un canon de estética difícilmente alcanzable por la mayor parte de las personas. Sólo un sector de la población tiene unas condiciones genéticas para alcanzar dicho canon con cierta facilidad. El resto necesitan conseguirlo a través de rigurosos cambios en la alimentación, elevados presupuestos en maquillaje y cremas, llegando incluso a operaciones que cambian una variedad partes de su cuerpo. Todo, para adaptarse al canon que se ha impuesto a finales del pasado siglo, y que se sigue aceptando en el comienzo de éste.

Sin embargo, la más terrible de las consecuencias que derivan de lo explicado hasta ahora, es cuando mezclamos dos conceptos, “estética y adolescencia”. Nuestros adolescentes no disponen de las herramientas mentales para enfrentarse al arsenal de anuncios e imágenes que se utilizan para mantener una industria de miles de millones. Ellos viven con frustración sus originales características físicas, ya que las entienden como limitaciones para alcanzar lo que “se espera de ellos”.

Nuestros adolescentes no disponen de las herramientas mentales para enfrentarse al arsenal de anuncios e imágenes.

No es un mal que se restrinja al género femenino, aunque sea el que más habitualmente observamos con problemas. Las inseguridades provocan muy diversos trastornos en ésta edad tan compleja, por lo que deberíamos tomar conciencia y estar atentos cuando se juntan estética y adolescencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies