alta capacidad

Desde Alegra psicólogos Malaga queremos enseñarte la parte más humana de las altas capacidades.Por suerte, nuestro sistema educativo va madurando. Todavía le queda un mundo para ser adulto, pero entre las miles de meteduras de patas de quienes organizan el sistema, parece que está habiendo algunos aciertos.

Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil se refiere en concreto a la detección de niños con alta capacidad. Observamos cómo cada vez es más común éste tipo de pruebas en los institutos. Consiguiendo que la familia en cuestión, conozca la especial circunstancia de la que se encuentra dotado su hijo.

“La detección de niños con alta capacidad, cada vez es más común, consiguiendo que la familia en cuestión, conozca la especial circunstancia de la que se encuentra dotado su hijo”

En el siguiente paso es donde comienza a aumentar la dificultad para todos los miembros que forman ésta situación, a saber, colegio/instituto, profesores, familia y por supuesto, el niño. Otro actor que suele entrar en escena, es el especialista que ayuda a mejorar esas capacidades tan especiales que han sido detectadas. Habitualmente, suele ser alguien que trabaja en un centro especializado en el tratamiento de las altas capacidades.

Todos ellos deben conseguir sincronizarse en aras de posibilitar el mejor aprovechamiento posible de alta capacidad. ¿Cuándo vuelve a aumentar la complejidad del tratamiento? Cuando todas las partes implicadas sólo se centran en trabajar esa alta capacidad a nivel técnico.

En Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil proponemos un tratamiento que se acerque al lado humano de la alta capacidad, que desgraciadamente suele quedar muy descuidado en los tratamientos habituales. Los padres deben saber, por ejemplo, que de nada sirve un niño portentoso en sus capacidades matemáticas, que le de miedo hablar en público. O un niño con una inteligencia extraordinaria que al no tener ninguna habilidad con sus emociones, viva sumergido en una depresión.

“Proponemos un tratamiento que se acerque al lado humano de la alta capacidad, muy descuidado en los tratamientos habituales”

Los ejemplos pueden ser infinitos, desde niños que adquieren una sensación equivocada de superioridad sobre sus padres o el resto de niños, hasta aquellos que no saben encauzar de un modo productivo su creatividad y terminan dedicándose a lo primero que surja.

Necesitamos trabajar el lado humano de la alta capacidad para formar personas completas que alcancen el máximo de su potencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies