Reuniones familiares 2019

Noche buena y Fin de año, noche de agobios

La cena de Navidad puede ser perfectamente una de las más esperadas del año ya que volvemos a reencontrarnos con familiares y amigos que llevamos tiempo sin ver. A esto le sumamos la presión a la que nos sometemos estos días recordando todo lo que nos queda por hacer.

En estas reuniones, al igual que podemos estar llenos de ilusión, también es posible que experimentemos momentos de tensión por conversación políticas o dramas familiares. Es fácil encender la mecha con algún comentario o simplemente no estar atento a lo que podemos o no decir en presencia de ciertos familiares debido a que podemos estar “algo más relajados por el alcohol” de estas fechas.

“Son momentos cruciales en los que posiblemente nos veamos muy afectados por todo esto, y que tal vez, se vean multiplicados por la perdida de algún ser querido o algún problema personal.

 

Desde Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil os queremos ayudar a pasar mejor estas fechas con un par de recomendaciones:

  • Es cierto, que la sensación de control es muy placentera para el ser humano, pero olvídate de controlarlo todo, no es posible. Podemos controlar aquello que depende de nosotros. Lo que depende de los demás, escapa a nuestro control. Intenta ser organizado con tus tareas, eso aumentará tu bienestar.
  • Son un par de noches en los que es fácil tensar la cuerda mas de la cuenta. Sé asertivo, sé elegante y mantén tus nervios a raya,…no queremos recordar esa noche como la noche en se generó un gran conflicto.

“En la noche de fin de año a toda esta presión le sumamos la que nos hacemos nosotros personalmente recordando momentos dolorosos o con los propósitos para el año nuevo.

La noche que da paso al nuevo comienzo es la que hacemos recuerdo de todo lo acontecido en el año, volviendo a abrir aquellos procesos dolorosos a los que no hemos visto sometidos. Por ello, nos gustaría recordar como hablamos en la entrada sobre “la importancia del duelo” que el duelo es provocado por la perdía de un ser querido o incluso de un objeto de valor para nosotros. Os recomendamos que tengáis esto presente y os centréis en el nuevo año que se nos abre delante y en todos los “nuevos propósitos” que os animamos a cumplir.

Deja una respuesta