La psicología juvenil e infantil es la rama de la psicopatología que pone su foco de terapia en los niños y adolescentes que lo necesitan. Desde la orientación cognitivo-conductual, trabajamos los diferentes problemas que se producen en éstas edades, analizando los pensamientos, las ideas y fundamentalmente, la conducta.

Este grupo de edad sufre problemas tan graves o más que los adultos, porque se hayan en un momento del desarrollo en el que todavía no han podido elaborar sus estrategias de afrontamiento y por tanto, están más indefensos. Las familias también se ven afectadas por estas circunstancias, y en ocasiones son ellas mismas el origen del problema. En consecuencia, el tratamiento con niños y adolescentes, siempre engloba a la familia que vive o rodea al pequeño.

En nuestro centro, contamos con un departamento de psicología en el que dos de nuestros profesionales atenderán todas las problemáticas que puedan presentar sus hijos, ayudándoles a cambiar o mejorar aquellos aspectos de su vida en los que se sientan más inestables.

Si creen que hay alguna faceta en la que su hijo se está encontrando con un problema, u observa que se está produciendo algún desequilibrio en su conducta (ya no hace caso, contesta de malas formas, no va al colegio, no come bien, se hace pis encima, o cualquier otra circunstancia) no lo deje pasar porque está demostrado que coger este tipo de problemas a tiempo es básico para que el tratamiento sea corto y se restablezca el bienestar del niño por completo.