Pequeñas revoluciones - Alegra Psicologos Malaga
pequeñas revoluciones psicologos malaga

Existen todo tipo de personas. Un tipo son aquellas que se preguntan más a menudo que el resto, qué pueden hacer para mejorar el mundo en el que vive.

No tiene por qué surgir ese pensamiento en esa magnitud (a nivel de “mundo”), pueden pensar en cómo cambiar su entorno, el colegio de sus hijos, su comunidad o su ciudad.

“Hay personas que se preguntan cómo mejorar el mundo”

Generalmente se piensa en cuestiones como la pobreza, la educación, las ayudas a las personas mayores, pero también de una forma más abstracta. Pensamos que falta empatía, comprensión, altruismo, amor e incluso ética y moral en los que nos rodean.

En Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil entendemos que ese deseo de influir en el cambio, puede conducir a la persona a un tremendo desánimo, una desesperanza ciega, que polariza en el opuesto del que partió. En origen, una gentil mente que sólo pretendía ayudar.

“En lugar de proponerme el gran cambio, me propongo una pequeña revolución cuya onda expansiva sí alcanzará horizontes lejanos”

Para ti, lector, si eres de ese tipo que comentamos en párrafos anteriores, y has sentido que es imposible alumbrar un mundo que se ha vuelto demasiado oscuro, queremos darte unas pautas desde donde comenzar el cambio deseado.

Los grandes cambios se generan a partir de pequeñas revoluciones. ¿Qué son las pequeñas revoluciones? Cambios a pequeña escala, que provocas otros cambios a su vez, un poco más grandes, que por su parte producen nuevos cambios aún mayores (efecto mariposa).

“Los grandes cambios se generan

a partir de pequeñas revoluciones”

Un ejemplo de pequeñas revoluciones sería invertir parte de nuestro tiempo en ayudar a un amigo que se encuentra muy triste. Conseguimos que se recupere. Dicho amigo es jefe de un grupo de 20 personas. Al encontrarse mejor empieza a mejorar su relación con los empleados, que a su vez se sienten más cómodos y motivados, generando más para la empresa, que ganará más dinero y necesitará contratar a más empleados, saliendo muchos del paro, provocando en todos los sujetos una mejora en las relaciones dentro de sus respectivas familias, etc, etc, etc.

Podríamos continuar con los cambios resultantes hasta límites sorprendentes, pero a modo de ejemplo, nos sirve para comprobar como una conducta, una acción que está al alcance de mi mano, puede generar una gran ola de mejoría a gran escala. Pero en lugar de proponerme el gran cambio (a lo que no tengo acceso y es del todo imposible), me propongo una pequeña revolución cuya onda expansiva si alcanzará horizontes lejanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies