películas para llorar

Películas para llorar, ¿cuándo es el momento?

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué buscamos en ocasiones películas para llorar? Desde Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil, os queremos acercar parte de lo que puede ser la explicación.

Llorar es una reacción fisiológica que responde a una emoción. Podemos llorar de tristeza, de impresión, de alegría, etc. Generalmente, si buscamos películas psicológicas para llorar, estaremos probablemente ante un momento emocional de tristeza.

Nuestro cerebro, entre sus múltiples funciones básicas y automáticas busca coherencia y similitud entre el estado que tiene y lo que le rodea. Eso significa que si estamos tristes, buscaremos inconscientemente cosas en un estado parecido o, simplemente, asociaremos situaciones tristes del día a día a nosotros, como puede ser la música. Porque eso nos hace sentirnos “normales”. Si encontramos a alguien con la misma emoción, sentiremos que “no somos los únicos”. Si vemos una película, “empatizaremos con el personaje” y “me sentiré cómodo” en esa situación emocional porque lo que veo y lo que siento es similar.

“Llorar es una reacción fisiológica que responde a una emoción”

Sin embargo, aunque tengamos derecho a concedernos este tipo de momentos, es decir, dejarnos llevar, no debemos dejar que se prolonguen a lo largo de los días. Tenemos el peligro de entrar en un bucle emocional en el que “sólo pienso en lo mal que estoy”, pero no en cómo salir de ahí.

Respecto a esto último, si ver películas es uno de nuestros hobbies, podemos aprovechar esa actividad agradable, y elegir películas que “fuercen” un cambio en nuestro estado de ánimo. En ese sentido, podemos citar películas que sean directamente fruto del genero de la comedia, películas que sean esencialmente de acción, repercutiéndonos en ese caso con una desahogante distracción, o ir a películas intermedias en la que se trata un tema serio, pero están dirigidas de forma brillante desde el humor de lo cotidiano. En la actualidad de la cartelera, “Green book” cumple con estas características.

“Elegir películas que “fuercen” un cambio en nuestro estado de ánimo”

En conclusión, las películas psicológicas para llorar tienen su lógica, su espacio y su momento. Pero si queremos superar esa situación que nos provoca esa emoción será adecuado utilizar películas con contenido que incluyan el humor.

Deja una respuesta