niñas rebeldes

¿Niñas rebeldes o adolescencia?

¿Niñas rebeldes o adolescencia? Es una pregunta que se hacen muchos padres al ver como el comportamiento de sus hijas se torna complejo y en ocasiones hasta oscuro en una edad determinada, que generalmente va desde 11 a los 17.

Aumentan las conductas desafiantes, las discusiones se suceden, y no se para de tener la sensación de no estar entendiendo el por qué de todo lo que se está viviendo.

Quizás debamos entender que el hecho de que nuestras niñas sean rebeldes o sólo sea una fase como la adolescencia la que explique lo enumerado con anterioridad, no sean opciones excluyentes. Debemos entender que la adolescencia es una etapa de cambios externos, pero sobre todo internos. Toda nuestra biología cambia de forma radical. Ese cambio también afecta a la química cerebral, que es la provoca nuestros comportamientos, por consiguiente, lo normal es que dentro de la adolescencia notemos que nuestras niñas se vuelvan más rebeldes.

“En la adolescencia, toda nuestra biología cambia de forma radical y eso influye en el comportamiento”

En Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil, no sólo afirmamos que ser rebeldes forma parte de la adolescencia, si no que afirmamos que, de no presentarse, aunque sea en parte, este tipo de conducta será interesante que como padres la fomentemos en un cierto nivel que no llegue a lo conflictivo. Porque sin duda es mejor una niña adolescente que presenta rebeldía, inconformismo, pensamiento crítico, que una que presenta conductas que nos recuerden al borrego que sigue su rebaño porque es lo que toca, sin levantar la voz, ni la mirada.

En el caso de la rebeldía bien encauzada, es decir, estableciendo buenas normas y límites, con conversaciones que nos acerquen emocionalmente a nuestra hija, sumados al hecho de estar disponibles tendrán como resultado un adulto independiente, con capacidad de mejora personal, que no se deja embaucar y no se conforma con las injusticias que le puedan tocar vivir, peleando por terminar consiguiendo lo que le lleve a un bienestar estable.

“Es mejor una niña adolescente que presenta rebeldía, inconformismo, pensamiento crítico, que una que presenta conductas que nos recuerden al borrego”

Si te surgen dudas sobre cómo hacerlo, no dudes en contactar con Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil, y te ayudaremos a conseguirlo.

Deja una respuesta