Terapia cognitivo conductual, procedimiento de trabajo

PROCEDIMIENTO DE TRABAJO

Cuando una persona acude a terapia psicológica en primer lugar se procede a realizar una evaluación del caso, a través de una entrevista inicial y algunas pruebas especificas, con el objetivo de indagar cuál es el problema y los objetivos que se desean conseguir mediante la terapia. Una vez finalizada la fase de evaluación, se procede a analizar la información obtenida y se proponen los objetivos y metas a conseguir, así como el tratamiento más adecuado para la persona. (Análisis funcional del caso).

Los tratamientos y técnicas utilizadas se basan en las necesidades de cada usuario, de forma individualizada. La terapia finaliza una vez se consiguen los objetivos propuestos en la fase de evaluación. En periodos posteriores se realizan sesiones de seguimiento, a través de las cuales se evalúan los resultados obtenidos para observar si la mejoría se mantiene en el tiempo.

La terapia cognitivo conductual (TCC) es una forma de entender cómo piensa uno acerca de sí mismo, de otras personas y del mundo que le rodea, y cómo lo que uno hace afecta a sus pensamientos y sentimientos.

La terapia cognitivo conductual le puede ayudar a cambiar la forma en como piensa (nivel cognitivo) y en como actúa (nivel conductual) y con esto a su vez, a sentirse mejor. A diferencia de otras terapias, la terapia cognitivo conductual se centra en problemas y dificultades del “aquí y ahora”. En lugar de indagar en las causas de su angustia o síntomas en el pasado, busca estrategias para mejorar su estado anímico en el presente.

Además de usar la terapia cognitivo conductual, se toman pinceladas de otras ramas de la psicología que consideramos eficaces en cuanto al tratamiento, de manera que utilizamos aquellas estrategias que se adaptan mejor a las necesidades de cada persona.

CARACTERÍSTICAS DE LA TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL

  • Es de corta duración, en comparación con otras modalidades de psicoterapia.
  • Es activo-directiva, esto significa que los cambios requieren compromiso y un rol protagonista del paciente, quien no se limita a acudir a las sesiones, sino que además va produciendo cambios graduales en su vida cotidiana.
  • El terapeuta es más directivo: complementa la escucha con intervenciones que promueven no solo la reflexión sino además la acción.
  • Se incluyen tareas para realizar entre las sesiones, como forma de poner en práctica los aspectos trabajados en la consulta.
  • La terapia cognitivo conductual genera una relación colaboradora entre terapeuta y paciente, en la que el rol del terapeuta consiste en asesorar y acompañar en el camino hacia los cambios que se deseen promover.
  • Está orientada al presente. La reflexión sobre el pasado tiene como finalidad generar cambios en el presente en pro de una vida más plena y gratificante.
  • Se considera que la terapia fue efectiva en la medida que el paciente logre las metas que se propuso y mejore su calidad de vida.

Tratamientos para la psicología de Adultos

Es el grupo de edad más numeroso en la psicología clínica. En la adultez surgen todo tipo de problemas. Pero la responsabilidad de los mismos, la gravedad de sus consecuencias, la presión enorme y el cortísimo espacio de tiempo con el que se suele contar para intentar resolverlos, marcan la diferencia en la dificultad con los problemas de los niños o de los ancianos.

Cuando a un adulto le llega un problema, debe conjugar todos los factores anteriormente nombrados y eso no siempre resulta posible. La persona no es ajena su ambiente, y como tal, debe aprender a vivir en él, a luchar contra él, a afrontar cada golpe que intente lanzarle y lo más difícil, a disfrutar de él.

Hay personas que a partir de su historia de vida, han desarrollado herramientas, técnicas, estrategias para enfrentarse a los problemas y con ellas, han sido capaces de superar las dificultades y disfrutar de su entorno. Sin embargo, no a todo el mundo le confluyen las especiales circunstancias que permiten gozar de una buena vida, siendo entonces cuando se ven superados, inundados, sobrepasados, y en definitiva, impotentes ante lo que les sucede.

Psicología juvenil e infantil

La psicología juvenil e infantil es la rama de la psicopatología que pone su foco de terapia en los niños y adolescentes que lo necesitan. Desde la orientación cognitivo-conductual, trabajamos los diferentes problemas que se producen en éstas edades, analizando los pensamientos, las ideas y fundamentalmente, la conducta.

Este grupo de edad sufre problemas tan graves o más que los adultos, porque se hayan en un momento del desarrollo en el que todavía no han podido elaborar sus estrategias de afrontamiento y por tanto, están más indefensos. Las familias también se ven afectadas por estas circunstancias, y en ocasiones son ellas mismas el origen del problema. En consecuencia, el tratamiento con niños y adolescentes, siempre engloba a la familia que vive o rodea al pequeño.

En nuestro centro, contamos con un departamento de psicología en el que dos de nuestros profesionales atenderán todas las problemáticas que puedan presentar sus hijos, ayudándoles a cambiar o mejorar aquellos aspectos de su vida en los que se sientan más inestables.

Si creen que hay alguna faceta en la que su hijo se está encontrando con un problema, u observa que se está produciendo algún desequilibrio en su conducta (ya no hace caso, contesta de malas formas, no va al colegio, no come bien, se hace pis encima, o cualquier otra circunstancia) no lo deje pasar porque está demostrado que coger este tipo de problemas a tiempo es básico para que el tratamiento sea corto y se restablezca el bienestar del niño por completo.

Logopedia

El servicio de logopedia ofrece:

  • Asesoramiento y orientación.
  • Evaluación. Mediante pruebas objetivas y subjetivas dependiendo de cada caso.
  • Terapia Clínica, Sesiones de Intervención siempre Individualizadas, con la colaboración de los padres en las sesiones de trabajo.
  • Programa de Estimulación AUDITIVO – VERBAL.
  • Programas de ESTIMULACIÓN TEMPRANA, implicación fundamental de los padres de manera activa. Empleando materiales diseñados para rehabilitar lenguaje y cognición, estrategias de intervención específicas y herramientas adaptadas para cada caso.

Nuestro programa se centra en trabajar desde las partes mínimas del lenguaje para poder adquirir las de más complejidad. Se interviene en Atención, Percepción y Memoria (Procesos cognitivos más básicos). Para llegar a dominar lenguaje y pensamiento formal de este. (Procesos cognitivos más complejos).

Ofrecemos TERAPIA CLÍNICA en:

  • Desarrollo de la lengua oral en niños con SORDERA o IMPLANTE COCLEAR, por técnica
  • AUDITIVO-VERBAL.
  • Estimulación y Desarrollo de Comunicación en TEA (Trastorno del Espectro Autista) TGD
  • (Trastornos Generalizados del Desarrollo) y TEL (Trastorno Específico del Lenguaje)
  • RETRASOS SIMPLES DE LENGUAJE.
  • TDAH.
  • DISLEXIA (Trastorno Específico de la Lectoescritura).
  • DEFICIENCIA MENTAL.
  • PARÁLISIS CEREBRAL.
  • AFASIAS Y PARÁLISIS FACIAL A NIVEL NEUROMUSCULAR por daño cerebral en adultos.
  • ESPECIALIZACIÓN en TERAPIA OROFACIAL, trabajamos para estabilizar y corregir las funciones orofaciales mal adquiridas y lograr un equilibrio músculo – esquelético que de funcionalidad adecuada tanto a respiración, deglución y habla.
  • BABEO, PROBLEMAS DE DEGLUCIÓN, PARÁLISIS FACIALES…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies