No es fácil decir: hoy vuelvo a sonreír. Cada día son más personas las que lo consiguen en Alegra, Centro de Psicología. Os dejamos un testimonio de una de esas afortunadas.