Pues sí, todos hemos sido alguna vez un “psicólogo novato”. ¿Te acuerdas de tus primeras reacciones? Alegra, os trae un bonito testimonio de una de nuestras chicas de prácticas.