regalos

Llega la Navidad o, traducido a “idioma niñ@”: ¡vacaciones y regalos! Y no se equivocan, cada año que pasa son más así estas fiestas.
Hoy en día estamos acostumbrados a ver a los niños y niñas de nuestra sociedad abrir montones y montones de regalos por cualquier motivo, ya sean cumpleaños, comuniones, Reyes y, por si fuera poco, ahora también Papa Noel. Esto quiere decir muchos regalos para cada niño, lo que significa DEMASIADOS REGALOS, lo que se traduce en demasiadas consecuencias negativas para ellos.

“Un exceso de regalos puede provocar un 

déficits de atención por sobreestimulación”

El problema no radica en que se regale en esas fechas, radica en la cantidad de presentes que se ofrecen. Vamos a exponer brevemente las consecuencias que puede tener:

Una pérdida de la ilusión y del valor por los regalos: cuando un niño se acostumbra a recibir muchísimos regalos deja de darle valor a los mismos, a la vez que no despierta las mismas ganas que antes, ya que los reciben muy a menudo y en muchas cantidades. De hecho no llegan a comprender el valor que representa para los que lo regalan.
Disminuye la tolerancia a la frustración: si habituamos a nuestros hijos a recibir grandes cantidades de regalos o de mucho valor económico, éstos lo tomarán como una obligación, por lo que cuando no se encuentren tal nivel de presentes se enfadarán, cabrearán,… total, 10-15 regalos es lo normal ¿o no?
Aumenta el riesgo de déficits de atención: así es, es lo que conocemos como un déficits de atención por sobreestimulación, cada vez más extendido en consulta. Es el resultado de tener, dicho por un niño de 5 años “tantas cosas que no sé con qué jugar”. Esto hace que no sean capaces de concentrarse en un mismo juego, sino que cambian de uno a otro constantemente, por lo que no se desarrolla correctamente su capacidad atencional y de concentración.

Por lo tanto, desde Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil nos unimos a “la regla de los 4 regalos”, que consiste en regalar lo siguiente:

Un regalo para llevar (ropa, complementos, zapatos,…).
Algo para leer, que estimule su creatividad y curiosidad.
Algo que deseen mucho mucho.
Algo que realmente necesite (es lo que más fácil pueden ver los padres).

Esperamos que con esta regla, los niños puedan ser durante más tiempo eso mismo, niños.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies