En el ámbito diario miles de personas sufren lo que se denomina dolor crónico. La enfermedad que lo provoca puede variar los matices de ese dolor, pero la base es la misma, un intenso dolor, bloqueante e incapacitante que termina desesperando a la persona que lo sufre.

Desde hace años, se comprobó la eficacia de la psicología en la disminución del dolor crónico y la mejora de la adaptación a los problemas asociados. En otras palabras, ¿siempre con dolor? Utiliza la psicología. De hecho, si la utilizamos, deberemos saber cuáles son sus principales objetivos:

  • Principalmente queremos disminuir el dolor y la incapacidad que se esté produciendo.
  • Trabajar con el contexto socio-familiar.
  • Mejorar el funcionamiento general diario.
  • Trabajar para reestructurar el estrés generado por el dolor y sus efectos.
  • Conseguir no depender de los servicios sanitarios.
  • Reducir la medicación.

Para conseguir esos objetivos la psicología proporcionará información sobre dolor, actuará sobre lo emocional, lo fisiológico y lo cognitivo para alcanzar un mejor afrontamiento del problema, todo ello apoyado en herramientas y técnicas que marcarán una diferencia cuantitativa y cualitativa sobre el impacto del dolor.

Por último, desde Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil, queremos hacer referencia al principal programa de tratamiento que ha sido preparado en nuestro país para aunar todo lo anteriormente explicado en pos de conseguir la mayor eficacia posible.

El programa de tratamiento lo realizaron un grupo de veinticuatro psicólogos especialistas en dolor crónico coordinados por Francisco Kovacs y Jenny Moix (Moix y Kovacs, 2009). Los puntos de que resumen su trabajo, con los que el lector se puede hacer una idea de lo que trabajaría si fuese a terapia, son los siguientes:

  • Introducción a la terapia cognitivo-conductual
  • Respiración y relajación.
  • Manejo de la atención.
  • Reestructuración cognitiva.
  • Solución de problemas.
  • Manejo de emociones y asertividad.
  • Valores y establecimientos de objetivos.
  • Organización del tiempo y actividades reforzantes.
  • Ejercicio físico, higiene postural y del sueño, y prevención de recaídas.

Alegra te anima a utilizar la psicología y la ayuda que te ofrecemos para paliar esos síntomas tan molestos del dolor crónico, ¿quieres intentarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies