autolisis

Desde Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil queremos presentaros hoy el caso real de un adolescente que nos llegó con conductas en las que se cortaba a sí mismo. Este tipo de conducta es categorizada como autolisis, y conlleva precisamente, un comportamiento en el que la persona se hace daño voluntariamente.

La autolisis en los adolescentes está dándose en mayor medida a través de cortes, golpes, ingestas,… aunque puede producirse de otras formas. En el caso que os presentamos, la conducta dañina se la autoprovocaba con cortes en los brazos. Es difícil entender, para la mayoría de personas,  por qué alguien llega a autoinflingirse daño físico voluntariamente. Pero la realidad, como en éste caso, es que para nuestros jóvenes, en ocasiones, ese daño físico puede ser mucho mas soportable e incluso agradable que el terrible daño psicológico al que se están viendo sometidos.

“La autolisis es un comportamiento en el

que la persona se hace daño voluntariamente”.

Para que lo entendamos correctamente, cuando alguien está bajo tanta presión psicológica que siente que no puede más, y sus pensamientos inundan de desesperanza su presente, el dolor físico puede ser, y de hecho es, una de las vías de escape que se encuentran más a mano. Ese daño resulta un escape porque durante unos momentos consiguen que la atención, y por tanto los pensamientos, se dirijan exclusivamente al dolor físico propio (autolisis, que además, habitualmente, procuran que sea controlado y limitado) y consecuentemente, gocen de un momento de paz psicológica y de ausencia de las preocupaciones que les tenían completamente sobrepasados en un mar de ansiedad.

No piensen que sus hijos están locos si recurren a algo así, simplemente piensen que uno o varios eventos les han sobrepasado y no disponen de las estrategias adecuadas para afrontarlos. Proporciónenle su ayuda o la de un profesional para dotarlo de soluciones que no impliquen daño corporal.

“No piensen que sus hijos están locos si recurren a la autolisis

En nuestro caso, el adolescente aprendió cómo funcionaba la ansiedad, cómo funcionaban sus pensamientos, cómo mejorar su estado de ánimo, cómo desahogarse con sus personas cercanas y cómo manejar su ansiedad a través de diferentes técnicas. Desde Alegra psicólogos Málaga y Puente Genil nos alegra poder decir, que tras dos meses, el adolescente no ha vuelto a cortarse y disfruta de un magnífico día a día, sintiéndose capaz de combatir cualquier dificultad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies