suspendido

Mi hijo ha suspendido en junio, ¿qué hago?

     Llega junio y, con él, la playa, la piscina, el calor, los días largos, las fiestas de fin de curso, las vacaciones, y… LAS NOTAS FINALES. Ese cosquilleo en el estómago, esa ansiedad anticipatoria (hay que decir que más acentuada en los padres, que en los propios alumnos. Al fin y al cabo, ellos ya lo saben desde mucho tiempo antes) que no nos deja, en los casos más extremos, ni dormir.
 

¿Eres un buen líder?

Mucho se está hablando en estos últimos días y semanas del papel de los líderes en el deporte. Los líderes de los equipos, los entrenadores, personas de peso dentro del organigrama de un conjunto,… Pero, realmente, ¿qué es un líder? ¿qué cualidades tiene? Alegra Psicólogos Málaga y Puente Genil te lo explica.

El liderazgo se podría definir como “el proceso conductual de influenciar a los individuos y grupos hacia metas establecidas” (Barrow, 1977, p.232). Un líder conoce cuál es la meta del grupo, que recursos tienen para realizarla y cuál es la dirección que deben de tomar los participantes. De hecho, los líderes exitosos también tratan de el éxito individual ayude a lograr el éxito del equipo.

Cualidades de un buen líder:

Es cierto que no existe un patrón muy bien delimitado, es cierto que hay una seria de características que son comunes a todos aquellos líderes exitosos:

–    Integridad: filosofía con estructura sana, comunicada y aceptada por el resto del grupo, resistente a la presión externa.

–    Flexibilidad: es la capacidad de cambio en el camino, si se da cuenta de que, por las nuevas circunstancias, no se podrá conseguir el objetivo.

–    Lealtad: consiste en fomentar el trabajo en equipo, defendiendo y reforzando la lealtad grupal.

–    Confianza: si se quiere aumentar la confianza en los jugadores y demás colaboradores, se debe dar responsabilidades y oportunidades para la toma de decisiones, apoyándolos en sus intentos y errores.

–    Preparación: un líder adecuado debe preparar con antelación las posibles respuestas que pueden tener tanto sus jugadores como sus compañeros ante diferentes situaciones, así como un plan de acción para ello.

–    Disponibilidad de recursos: ofrecer poder de elección a sus jugadores con diferentes formas de llegar al mismo objetivo. De esta forma conseguimos que haya una mayor adherencia y conciencia con respecto al objetivo.

–    Paciencia: es la capacidad necesaria para aguantar los fracasos, saber lo que hay que cambiar y cuánto cambiarlo.

 

Ahora que ya sabes estas cualidades, ¿te consideras un líder? Y lo más importante, ¿te consideras un líder de éxito?

El profesor me tiene manía

“Mamá, es que el profesor me tiene manía”, “Juan hizo lo mismo y no le dijo nada”, “Me ha puntuado superbajo porque no le caigo bien”,… Si eres padre, seguramente te suenen algunas de estas frases o coletillas que son propias de los niños. Cuando nuestros hijos entran en primaria comienzan las quejas de algunos de los alumnos, las tutorías lunes sí y lunes también, las dudas sobre si hemos acertado con el colegio, los estupendísimos (con ironía) grupos del Whatsapp de las mamás de los niños de la clase, y desde Alegra Psicólogos Málaga y Puente Genil, lo que nos parece más peligroso, el posicionamiento centralizado del niño entre el profesor y sus padres, en el cual, estos últimos defienden al niño a capa y espada contra las decisiones y formas de trabajar del profesorado.

Es muy peligroso defender lo que dice nuestro hijo

en contra del profesor sin tener pruebas de nada

Creo que debemos partir de una casuística que hace tiempo estaba muy aceptada y que, ahora, parece que se ha dado la vuelta: el fin del profesorado es hacer que nuestros hijos aprendan, que vayan creciendo como personas cultivadas, y puedan labrarse un futuro. A día de hoy, parece que es al revés, que la mayoría de profesores son como el de este vídeo:

¿De verdad pensamos que es así? ¿Qué esto es lo que ocurre en las aulas de nuestros colegios? ¿No podría ser que si escuchamos algunas de las frases al comienzo comentadas, nuestro hijo esté intentando ocultar algún comportamiento erróneo con respecto al cuál puede llevarse una regañuza? ¿O es que hemos entrado en su dinámica desde el principio y ahora toma esas excusas por costumbre? Desde nuestro centro os damos un consejo para este tema: escuchad a vuestros hijos, siempre es de vital importancia, pero ante estas situaciones, dudad, y preguntad al profesor, seguramente os sirva de ayuda para poner fin a la situación, tenga o no tenga razón el niño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies